El gobierno busca impulsar los motores B100 en cosechadoras


Negocia con algunas fábricas la incorporación de impulsores que funcionen 100% con biodiésel (B100). Buscan el uso propio del combustible renovable entre los productores.

El uso de biocombustibles en la maquinaria agrícola genera cada vez más potencia, tanto del lado de la oferta como de la demanda.

Dentro de sus planes de innovación y desarrollo, las fábricas continúan desarrollando motores cada vez más amigables con el ambiente. A tal punto que hoy ya hay varios proveedores de motores que ofrecen impulsores para camiones, tractores y cosechadoras capaces de funcionar con el 100% de biodiésel sobre la base de aceite de soja.

Pero también se busca desarrollar la demanda. Es decir, estimular a los productores para el uso del biodiésel en sus propios establecimientos.

Y aquí existe una novedad. Es que el Ministerio de Agroindustria, a través de la Secretaría de Valor Agregado, trabaja en una resolución para que los productores puedan utilizar el combustible renovable producido a fazón por las grandes plantas. La secuencia es simple: el productor que tiene el grano de soja lo entrega a los establecimientos y recibe a cambio

biodiésel para uso propio. Por cada tonelada de poroto de soja que entregue el productor, la industria obtendrá 820 kilos de expeller y 180 litros de aceite. En un proceso posterior, por cada tonelada de aceite, el productor recibiría 874 litros debiodiésel.

Contactos con los fabricantes

Por el momento, y tal cual como está la legislación vigente, solo los productores que sean socios de las plantas elaboradoras de biodiésel pueden utilizar el combustible para auto consumo. Ahora, la idea es que bajo la figura de “usuario de industria”, el productor pueda registrarse para utilizar el servicio de provisión de estos establecimientos.

Mientras se trabaja en el contenido de la nueva reglamentación, la Secretaría de Agregado de Valor avanza en las conversaciones con los grandes fabricantes de impulsores. El objetivo es ir hacia la provisión doméstica de motores 100% verdes. El mayor desarrollo está en uso de equipos para la generación de energía, es decir los grandes grupos electrógenos.

A nivel de vehículos y de maquinaria agrícola, Scania y Volvo, por ejemplo, ya han demostrado que sus camiones pueden funcionar a pleno con el combustible a base de soja. La alemana Claas también permite el uso de B100 en sus modelos Jaguar y Xerion, en la medida de que el combustible cumpla las normas estadounidenses o europeas.

La cosechadora Massey Ferguson 6690, fabricada en General Rodríguez, también viene con la opción de trabajar al 100% de biodiésel.

“Ya tenemos algunas fábricas de cosechadoras comprometidas para que sus modelos sean capaces de funcionar al 100% con biodiésel”, reconocen desde el Ministerio de Agroindustria.

#biodisel #cosechadoras #combustiblerenovable #ministeriodeagroindustria #biocombustibles

© 2017 por NUEVOS VIENTOS Consultores

Una producción de
  • Twitter
  • Instagram
  • Facebook
  • LinkedIn - Gris Círculo